martes, 13 de mayo de 2008

La triste historia de Johnny Orosco

Hoy se cumple un año de la tragedia que enlutó a toda la cumbia peruana. La madrugada del 13 de mayo del 2007, en la Autopista 25 de Mayo de Buenos Aires, Argentina, el líder del grupo 'Néctar', Johnny Orosco, su hermano Enrique y casi la totalidad de sus músicos fallecieron dentro de la camioneta que los trasladaba a un conocido local en La Plata, donde debían tocar para la colonia de peruanos.
Estaban en el apogeo de su carrera artística, y en la plenitud de su vida.
Pero recordemos lo que fue la vida de Johnny Orosco, quien siempre será evocado como el 'Bomboncito' de la cumbia.

Aunque nació en Lima, Johnny tuvo descendencia ayacuchana. Vio la luz de este mundo un 6 de julio de 1970 y creció en la populosa zona de Collique, en Comas, junto a su madre Dina Torres y sus hermanos. Pero no todo fue felicidad en su infancia, ya que su padre, Armando Orosco Caro, los abandonó para irse a Venezuela en el año 1977.

En una entrevista que en vida diera, narró al detalle la triste existencia que pasó, entre la ausencia de su padre, la pobreza que pasó de niño y las penurias cuando se fue a Argentina en busca de un futuro mejor.

ÉRAMOS LA FAMILIA MÁS POBRE DEL BARRIO
"Mi infancia fue muy penosa y triste. Nunca tuve un regalo de Navidad. Mi vieja (Dina) fue padre y madre para mis tres hermanos. Todos los 24 de diciembre se ponía a llorar, pues no tenía los medios suficientes para comprarnos un par de zapatos o un humilde regalo. No es que exagere, pero fuimos la familia más pobre del barrio," contaba Johnny.

Hasta que fue recién en 1994, luego de su paso por 'Pintura Roja', que Orosco viajó a Argentina para probar suerte. Comenzó su carrera de músico y estuvo tocando la guitarra en un grupo de nombre 'Ciclón'. "En todo ese tiempo agarré la experiencia debida, traté de formar mi propio grupo. Un empresario me apoyó, pero a cambio tenía que volver a Lima para llevar más músicos. Lo hice con la ilusión de grabar un disco. Sin embargo, al retornar a Buenos Aires, nunca concretamos nada. Junto a mi hermano y otros dos músicos estábamos en la calle," dijo el 'Bomboncito'.

A LOS ZAPATOS LES PUSIMOS CARTONES
"Aunque no lo crean, a los amigos que conocía les pedía una propina para poder sobrevivir. Nuestro alimento era pan con sancochado. No había dinero para tomar ni un refresco. El castigo era enorme, el frío era inmenso. No podíamos ni cortarnos el pelo, que a propósito se había llenado de piojos. A nuestros zapatos les pusimos cartones en la suela y, para ir a un sitio, caminábamos cuatro horas. Buscábamos trabajo, pero los argentinos nos daban la espalda, siempre nos decían que los peruanos éramos ladrones".

¿Cuándo acabó la 'mala racha'?
Pese a pasar muchas peripecias, nunca desmayamos en la música, teníamos un grupo llamado 'Tormenta'. A un empresario le gustó nuestro material y un 22 de junio de 1995 la disquera 'Leader Music' me hizo grabar un disco. Empezamos a resucitar y cambiamos 'Tormenta' por 'Néctar', un 24 de junio de 1995.

Ahí cambiaron sus vidas...
Sí, pero como todo tiene su momento, la disquera dejó de apoyarnos y decidimos alzar vuelo hacia Bolivia.

¿Cuál es la canción que has vivido en carne propia?
'Tú vives equivocada', pues se refiere a todo el sufrimiento que viví.

¿Y 'El arbolito'?
Muchos piensan que es la experiencia de mi vida, al contrario, es una composición de mi gran amigo Walter León.

Precisamente con 'El arbolito', 'Néctar' causó sensación en Bolivia ubicándose en los primeros lugares del ranking tropical del año 2000 y de ahí dan el gran salto como uno de los grupos de música chicha más popular en los barrios de Lima. Posteriormente realizó varias giras por Latinoamérica, Estados Unidos y Europa.